No más regiones de papel: traspaso de competencias para una verdadera descentralización

Todos quienes aspiramos a un país que tenga un enorme fortalecimiento en sus estructuras regionales, deseamos tener verdaderos gobiernos regionales y no meras administraciones por cuanto al hablar de descentralizar el poder lo que estamos diciendo con mucha fuerza es que necesitamos un país igualitario.

Regiones como la que represento, la Región de Magallanes, al igual que muchas regiones del país, tienen que constatar con pena y con impotencia como los especialistas, por ejemplo, en materia del cáncer infantil están solo en Santiago y no en el resto del país. Eso habla de una brutal desigualdad. Habla de lo distinto que es vivir en una región cualquiera a lo que es vivir en la Región Metropolitana.

Aquí es importante decir lo siguiente: ¿era prioritario tener primero la elección de la intendenta o del intendente, o era prioritario tener primero el traspaso de competencias?

Por supuesto que lo primero es tener claro cuál es la función, a qué se va a dedicar esa futura autoridad, y para eso era muy necesario haber comenzado con el traspaso de las competencias. Saber cuáles van a ser esas obligaciones que esa persona, mujer u hombre, va a tener al momento de liderar a una determinada región: el traspaso de competencias. Eso vendrá luego.

He sido impulsor de una reforma constitucional en esta materia. Por eso es que cuando estamos frente a un proyecto que permite la elección de una intendenta o intendente, era sin lugar a dudas mejor el haber aprovechado esta enorme oportunidad para haber tenido además algo vital, que es esa función que se traspasa.

Pero esa función que se traspasa, también ha sido objeto de muchísima discusión, porque no quieren soltar el poder los gobiernos centralistas. No están dispuestos a soltar todo el poder, traspasárselos a las regiones. Qué dicen: “Tal vez no hay personas que tengan la capacidad, la expertise, el conocimiento para el manejo de todos esos recursos que una determinada región puede llegar a solicitar”. O sea, volvemos a tener esa mirada castigadora, centralista con respecto a las capacidades que tenemos en cada una de las regiones.

Y esto fue tanto así, que en ese entonces, lo que hicimos fue establecer que en la eventualidad que una Presidenta o un Presidente de la República se niegue a traspasar una atribución solicitada desde los gobiernos regionales sea el Senado el órgano dirimente; que exista una institución que permita dirimir entre la solicitud de esas autoridades regionales y el Presidente que esté en ese momento o la Presidenta de turno.

Esto es tremendamente necesario tenerlo. De otra forma, lo que estamos haciendo es seguir construyendo regiones de papel, donde solo se administra, donde no se puede gobernar, donde no están todas las facultades traspasadas. Y esa situación claramente no nos va a permitir lograr la tan anhelada y verdadera descentralización.

Ahora, otro tema importante: Los seremis.

Aquí tenemos muchas autoridades con un enorme conocimiento en materia regional: los seremis. ¿Vamos a lograr tener la descentralización, teniendo una intendenta o un intendente que va a presidir el Consejo Regional pero a quien responderán los secretarios regionales ministeriales? Responderán a sus Ministros. ¿Dónde? En el Gobierno central.

Hemos señalado con insistencia -y lo menciono de nuevo- la necesidad, y esta va a ser una indicación que lamentablemente es inadmisible, pero le vamos a pedir al Ejecutivo que ojalá pueda estudiarla, la posibilidad de que desde el Gobierno regional exista una terna, donde esa terna pueda ser consensuada con quien sea la autoridad elegida por el voto popular -el intendente o la intendenta- y sea entregada al Gobierno central para que desde allí, desde esa terna, venga el nombramiento de un seremi.

Y de esa manera, efectivamente, va a haber, de alguna u otra manera, una atención particular y especial por quien asuma la labor de seremi para poder también responder a las autoridades en el orden regional.

Se necesita descentralizar también la función pública. Y, de esa manera, vamos a tener también una función pública tremendamente más igualitaria y no en la condición que tenemos hoy día al momento de la jubilación y tantos temas más.

Se establece un salario mínimo para todo el país como si el costo de vida en el país fuera el mismo.

Entonces, cuando estamos hablando de este tipo de proyectos tenemos que decirle al país que a partir del año 2017 van a haber autoridades empoderadas, van a haber autoridades capaces de tomar decisiones regionales y eso es lo que Chile nos demanda regiones con autoridades que tengan autonomías y competencias que contrarresten el asfixiante centralismo de nuestro país.

Yo felicito al Gobierno por esta iniciativa, aunque sin lugar a dudas, no es lo que queremos, no es lo que esperamos. Queremos más… Queremos tener una verdadera descentralización para fortalecer a nuestro país y tener un Chile igualitario.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *